América Latina ante el imperativo de la eficiencia energética y la transición verde

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Para lograr una transición verde, los cambios políticos y la cooperación internacional son esenciales.

En un artículo reciente publicado por el World Economic Forum se destaca la necesidad crítica de duplicar el progreso en eficiencia energética a nivel global para cumplir con los objetivos climáticos. Según Brian Motherway del IEA, la intensidad energética mundial, una medida de cuán eficientemente la economía global utiliza la energía, mejoró apenas un 2% en 2022. Sin embargo, para cumplir con las metas de eficiencia global, esta mejora debe duplicarse al 4% anual hasta 2030.

Si se logra este objetivo, para 2030 una unidad de energía generará un 40% más de producción económica que en la actualidad. Más de la mitad de los 150 países analizados por el IEA lograron al menos tres veces una mejora del 4% en la última década, demostrando que estamos cerca de alcanzar la meta. China, Francia, Indonesia, Japón y el Reino Unido han mantenido un promedio del 4% o más en los últimos cinco años.

Motherway destaca la importancia de que los gobiernos, en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) en Dubai, aprovechen el impulso actual y se comprometan a duplicar las mejoras en eficiencia energética. Subraya que ya conocemos las tecnologías clave en áreas como aires acondicionados, iluminación, códigos de construcción, economía de combustible para automóviles, motores eléctricos e industria pesada.

La hoja de ruta hacia Cero Neto del IEA subraya la importancia de triplicar la capacidad de energías renovables para 2030 y reducir de manera ordenada el uso de combustibles fósiles. La duplicación de la tasa de progreso en eficiencia energética es crucial para mantener viva la posibilidad de alcanzar la meta de 1.5 °C. Con líderes políticos expresando apoyo y compromisos en esta dirección, el enfoque ahora debe ser garantizar que la eficiencia energética permanezca en la agenda global y se traduzca en acciones concretas.

Con respecto a América Latina y el Caribe, la AIE destaca en su informe que la región tiene el potencial no solo de satisfacer su demanda de energía mediante fuentes renovables, sino también de aumentar las exportaciones al contribuir al cumplimiento de objetivos climáticos internacionales. Colombia, México, Chile, Perú y Costa Rica son identificados como los países con mayor potencial. La AIE señala que, con cambios en las políticas gubernamentales hacia una transición más rápida, la región podría alcanzar un funcionamiento cercano al 100% con una perspectiva verde para 2050. La cooperación internacional y políticas de apoyo son esenciales para aprovechar el potencial energético y estimular el crecimiento económico local. Sin cambios en las políticas, el peso de los combustibles fósiles disminuiría lentamente, pero con un enfoque renovable, podrían representar el 70% de la electricidad en 2030 y el 95% en 2050. Esto impulsaría la demanda de electricidad y permitiría a la región desempeñar un papel crucial como proveedor líder de minerales clave en la transición energética global, compensando así la disminución de ingresos por combustibles fósiles.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »