Andrés Jara, Alster Legal: “Muchos equipos legales están presionados a subirse a la transformación digital”

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
La aversión al riesgo, bajo presupuesto y falta de capacitación en negocios son los principales desafíos en la transformación digital del área, según el fundador de la legaltech.

“Si le preguntas a un abogado del área legal de una compañía, muchas veces no va a saber decirte cuáles son los objetivos de la empresa”, dice Andrés Jara, el fundador de Alster Legal, una empresa de servicios legales chilena, con casos de éxito en CMPC, Mercado Libre, e Interbank.

En un entorno empresarial donde la transformación digital se vuelve cada vez más inevitable, Jara enfatiza que ningún departamento dentro de una organización debería permanecer desconectado de este proceso. Sin embargo, muchos, incluido el departamento legal, no están integrados en la estrategia general.

No solo por su trabajo del día a día, sino que existe una falta en la capacitación de los abogados para construir un caso comercial que demuestre el retorno de la inversión en tecnología dentro de su campo.

La situación para el área legal se complica aún más al ser una oficina administrativa, ya que enfrenta la presión de reducir sus presupuestos en comparación con departamentos como ventas o servicio al cliente.

Además, uno de los mayores desafíos, según Jara, es la resistencia del departamento legal a incorporar cambios en su flujo de trabajo. Él explica: “Los abogados están entrenados para ser gatekeepers, para proteger la organización contra los riesgos, y bajo esa lógica, naturalmente son más resistentes a adoptar la tecnología”.

Sin embargo, a medida que otras áreas de una organización atraviesan la digitalización, el departamento legal está cada vez más bajo presión. “Los equipos comerciales exigen un procesamiento de contratos más rápido, los CFOs esperan que los documentos estén fácilmente accesibles y los CEOs requieren informes presentados con gráficos y KPIs “, dice.

“Entonces, muchos equipos legales entienden la necesidad y están presionados a subirse a la transformación digital”, añade.

Transformación digital legal

Antes de comenzar a implementar nuevas tecnologías, es crucial comprender el valor del trabajo del área, señala Andrés Jara.

“Existe una presión por la transformación que lleva a las áreas legales a tomar decisiones apresuradas, lo que resulta en una adopción diluida o fracasada de softwares”, dice el emprendedor. “Cuando falla una implementación, se pierde credibilidad. Por lo tanto, volver a intentar añadir tecnología es más difícil”, añade.

Por esta razón, Jara sugiere que el jefe del área legal debe poder responder al menos las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tipo de trabajo y cuánto se me está solicitando?
  • ¿Quién realiza esa solicitud?
  • ¿Qué recursos – talento, presupuesto y tiempo – debo usar para cubrirla?

Una vez resueltas estas preguntas, el fundador de la legaltech explica que hay cuatro etapas principales de digitalización del área legal:

Documentación

“En términos de madurez, lo más básico que un área legal debe tener resuelto es la documentación”, explica Jara. De esta manera, existen tecnologías que permite a los abogados gestionar su conocimiento en un repositorio.

Gestión contractual

A diferencia de la gestión de documentos, la una solución tecnológica de gestión contractual ayuda a administrar el ciclo de vida de un contrato, desde su solicitud hasta la firma y, en su caso, el servicio postventa.

Matter management

La tercera fase de la digitalización del área legal se centra en la resolución de consultas. “Las áreas legales son, en última instancia, áreas de soporte transversal de una organización”, señala Jara.

Mientras que los abogados resuelven dudas de áreas de operaciones, comerciales, financieras, etc, pero el conocimiento generado a menudo no se documenta, lo que resulta en una falta de trazabilidad. Los softwares de matter management buscan resolver este problema.

Tecnologías emergentes

Una vez resueltos los problemas más básicos, las organizaciones comienzan a agregar capas de tecnologías más sofisticadas, como la inteligencia artificial o blockchain.

Desafíos legales de las startup

“Cuando fundé la compañía, me propuse ser un facilitador de la transformación digital y estar conectado con los ecosistemas líderes en esta transformación, tanto a nivel corporativo como en las tecnologías emergentes y los nuevos modelos de negocios”, afirma Andrés Jara, quien también ofrece servicios legales a startups de acuerdo a sus desafíos legales particulares.

En primer lugar, en este tipo de emprendimiento, las relaciones de asociación entre las personas que lideran la compañía no están resueltas.  Por lo tanto, es necesario definir los incentivos correctos para garantizar una ejecución correcta del proyecto.

Al mismo tiempo, la compañía ha observado que una de las principales razones por las que las startups fracasan es “por caja”. Por esta razón, Jara dice que Alster busca acompañar a los emprendedores en sus rondas de financiamiento y en el logro de hitos en su plan estratégico de crecimiento.

Finalmente, las startups suelen tener dificultades para reconocer la dimensión del mercado al que pueden dirigir sus productos o servicios, a quién deben atender, cómo segmentarlo o si su propuesta de valor es efectiva.

En este contexto, Alster, junto a otras firmas de abogados, fundó Cube Latam, una alianza regional que apoya la internacionalización de los nuevos negocios.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »