Banco da Amazônia incrementa la entrega de microcréditos a productores agrícolas de 1 mil a 20 mil anual

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
A través del onboarding digital y análisis satelital, la organización logró disminuir el período de análisis crediticio de 180 días a uno.

Obtener un microcrédito en el Banco da Amazônia solía ser una odisea. Los agricultores tenían que viajar hasta seis días en bote para llegar a una agencia y esperar 180 días para la evaluación del crédito. Hoy, gracias a su transformación digital, este banco de desarrollo brasileño puede depositar el crédito en la cuenta del cliente en un máximo de dos días.

“El banco existe para financiar la producción y había un sector de la población que no estaba atendido porque no había cómo,” explica Claudio Pinto, gerente ejecutivo de la institución. “Y la única manera de hacerlo fue digital,” añade.

Para resolver este problema, el banco desarrolló BASA Digital, una plataforma que agiliza el proceso de crédito. Ahora, en lugar de que el cliente viaje a una agencia, un agente bancario se desplaza a las poblaciones remotas para realizar el onboarding digital, utilizando datos del gobierno federal. Además, la organización aseguró que la aplicación funcione tanto online como offline, considerando la falta de internet en algunas zonas del estado.

Además de la distancia, el mayor desafío para entregar estos microcréditos era la evaluación socio-ambiental y el análisis de cliente. Por mandato, un crédito especializado para actividades rurales en la Amazonia requiere un cuidado específico, asegurando que los terrenos no sean áreas de demarcación indígena, no practiquen esclavitud, no hayan sido devastados, entre otros factores.

Este trabajo, que antes tomaba tres meses, ahora se realiza en minutos gracias a la colaboración con Terras, una startup regional que analiza imágenes satelitales. Así, el banco puede verificar rápidamente la legalidad del pequeño productor y su propiedad, y otorgar microcréditos de R$ 4.000 mínimo (alrededor de US$ 770).

Antes de esta aplicación, el banco solo realizaba mil operaciones anuales para este segmento de la población. Hoy, realiza más de 20.000 y ha financiado más de R$ 300 millones durante 2022 (US$ 58 millones). Además, el atraso en el pago de los créditos en el banco es del 1,92%, mientras que el promedio nacional es del 3,3%. “Esto refuerza nuestra percepción de que estamos consiguiendo contratar con calidad,” dice Pinto.

El desarrollo del banco fue galardonado en Estados Unidos con el Red Hat Innovation Awards 2024 y también fue reconocido por Cantarino Brasileiro, el hub de innovación enfocado en el mercado financiero, recibiendo el premio Banking Transformation en la categoría ESG.

Foto: Ali Alcántara

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »