Crisis de aprobación: Presidentes latinoamericanos bajo la lupa

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Un informe de la Sociedad de las Américas revela la baja popularidad de algunos de los mandatarios de la región.

En un panorama político marcado por la incertidumbre y los desafíos socioeconómicos derivados de la pandemia, la aprobación de los presidentes latinoamericanos se encuentra en el punto de mira. La reciente publicación de la Sociedad de las Américas (AS) y el Consejo de las Américas (COA) ha revelado cifras alarmantes para varios líderes de la región, destacando la situación crítica que enfrenta Dina Boluarte, presidenta de Perú, con un asombroso 9% de aprobación ciudadana.

El estudio coloca a Boluarte en una posición desfavorable, ubicándose por debajo de otros mandatarios enfrentando desafíos similares. La crisis económica y social generada por la pandemia ha exacerbado problemas como la inflación y el alarmante aumento de la inseguridad ciudadana en Perú. La ola de robos, secuestros y extorsiones ha llevado a la población a vivir con un sentido de zozobra constante.

La situación de Boluarte se agrava aún más con las investigaciones fiscales en su contra por genocidio, homicidio calificado y lesiones graves, relacionadas con las muertes durante protestas contra su régimen. Además, enfrenta acusaciones de presunto plagio en libros de su autoría. Estos escándalos han contribuido significativamente a la falta de confianza y respaldo por parte de la ciudadanía.

En el contexto regional, los presidentes latinoamericanos que lideran en aprobación contrastan fuertemente con la realidad de Boluarte. A pesar de sus controversiales métodos, Nayib Bukele de El Salvador encabeza la lista con un impresionante 88% de aprobación, seguido de Luis Abinader (República Dominicana) con un 69% y Andrés Manuel López Obrador (México) con un 68%. Estos líderes han logrado mantener una mayor conexión con sus ciudadanos, a pesar de los retos actuales.

Sin embargo, el desencanto popular no es exclusivo de Boluarte. Venezuela, Guatemala, Panamá y Colombia también enfrentan crisis de aprobación, con Nicolás Maduro y Alejandro Giammattei compartiendo el último lugar con un 19%, seguidos de cerca por Laurentino Cortizo de Panamá con un 19% y Boluarte, 9%.

La baja aprobación de estos líderes plantea preguntas fundamentales sobre la capacidad de los gobiernos para abordar las necesidades apremiantes de sus ciudadanos. En un momento crucial para la región, la falta de respaldo a los presidentes subraya la necesidad de un liderazgo eficiente y transparente. La recuperación económica y la restauración de la seguridad ciudadana deben convertirse en prioridades urgentes para restaurar la confianza en los gobiernos.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »