¿Cuál es la estrategia de nearshoring de los candidatos a la presidencia de México?

Candidatos presidenciales de México, de izquierda a derecha: Jorge Álvarez Máynez, Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez.
LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Jorge Álvarez Máynez, Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez presentan sus enfoques para capitalizar el auge del nearshoring en México, desde el desarrollo de polos industriales, hasta incentivos fiscales.

Con las elecciones presidenciales de México a la vuelta de la esquina, el tema del nearshoring se ha convertido en un punto crucial en las propuestas. Los candidatos Claudia Sheinbaum, Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez han presentado diversas visiones sobre cómo abordar esta industria estratégica para el país azteca, que en 2023 captó un récord de más de US$ 36 mil millones en inversión extranjera directa.

Para Ari Saks, Nearshoring Investment Services Coordinator, Asia New Business Development Director & Tax and Legal Services Associate Partner de EY México, el país cuenta con un conjunto de factores que lo convierte en un destino muy atractivo para el nearshoring.

“Evidentemente, está la localización geográfica, la frontera extensa con los Estados Unidos. A esto se suma a un conjunto de varios factores que México ha venido trabajando en las últimas décadas, y que incluyen el talento joven calificado y semi calificado, los costos, la infraestructura y el huso horario, que es muy importante para el nearshoring tecnológico o de servicios compartidos. Además, el marco jurídico, legal y fiscal y los tratados de doble tributación que México posee con muchas naciones que facilitan el aterrizaje económico (son las ventajas del país)”, dice Saks.

Claudia Sheinbaum: Polos de desarrollo

Durante una conferencia de prensa en Ciudad Juárez, la candidata de Sigamos Haciendo Historia enfatizó la necesidad de que México se convierta en un centro de cadenas de valor en lugar de simplemente ser un destino de maquila. Su propuesta se centra en el desarrollo de polos de desarrollo en todo el país, especialmente en el sureste, para capitalizar la oportunidad del nearshoring.

Sheinbaum aboga por sustituir las importaciones asiáticas con producción regional, promoviendo empleos justos y dignos mientras se respetan los derechos laborales y se protege el medio ambiente.

Además, su plan incluye mantener la zona libre en la frontera con Estados Unidos y fortalecer la cooperación binacional para combatir fenómenos criminales como el tráfico de drogas y armas, el lavado de dinero y los delitos cibernéticos.

Xóchitl Gálvez: Facilidades fiscales

Por otro lado, la aspirante de Fuerza y Corazón por México propone fomentar la inversión en el país mediante facilidades fiscales y de pago de impuestos, mientras se mantiene el Estado de Derecho.

Su enfoque también incluye la mejora de la eficiencia en los puertos para atraer más inversión extranjera, como también mantener y mejorar la infraestructura, como el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles y el Tren Maya.

Además, propone digitalizar trámites municipales para agilizar la liberación de nuevas inversiones y propone la creación de una agencia de América del Norte para atraer inversión extranjera, considerando a Estados Unidos y Canadá como principales socios comerciales de México.

“Sheinbaum ha presentado su documento ‘100 pasos para la transformación’ donde busca impulsar la tranformación energética, característica de su gobierno y plantea rescatar la industria petroquímica”, explica Ari Saks. “Por su parte, Xochitl Gálvez, constantemente dice que el futuro del mundo está en las energías limpias”, compara el experto.

Jorge Álvarez Máynez: Desarrollo de talento

Por su parte, el candidato presidencial de Movimiento Ciudadano en México anunció su intención de impulsar el nearshoring con políticas de sustentabilidad ambiental y mejores salarios. Destacó la importancia de generar empleos de calidad vinculados a la educación universitaria, señalando la necesidad de asociaciones con universidades tecnológicas, privadas y públicas.

Para el experto de EY, entre los países más interesados en invertir en el país están los asiáticos. Entre los anuncios de inversión en 2023, el 12% provino de China, 7% de corea, y 35% de Taiwán. Y, en los dos primeros meses del 2024, las empresas asiáticas han anunciado alrededor de US$ 1.585 millones de inversión.

“El país está pasando por un momento muy importante”, dice Saks. “Aunque las políticas aún no están bien definidas, ya se escuchan algunas propuestas positivas como la de empujar la transformación energética. Siempre y cuando se mantengan los factores de inversión y atracción que mencioné, México continuará siendo atractivo para el nearshoring”, añade.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »