Desafíos económicos en Latinoamérica para el 2024 según el Banco Mundial

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
El informe reciente presenta un panorama desafiante para la región, proyectando un modesto crecimiento del 2.3% en 2024, situándola como la de menor expansión a nivel mundial.

La economía global se halla en una encrucijada, experimentando un inusual período de estancamiento que ha marcado un récord de cinco años con el menor crecimiento económico de las últimas tres décadas. Latinoamérica enfrenta desafíos significativos, con proyecciones del Banco Mundial que sugieren un modesto crecimiento del 2.3% para el año 2024.

Aunque la región experimenta un crecimiento aún débil, el Producto Interno Bruto (PIB) de Latinoamérica previsto para este año está ligeramente por encima del 2.2% registrado en 2023. Las esperanzas de una recuperación más robusta se centran en el 2025, con una proyección del 2.5%. Sin embargo, estas cifras dejan a la región rezagada en comparación con otras partes del mundo.

El Banco Mundial advierte que, sin una corrección significativa del rumbo, la década de 2020 podría ser recordada como una época de oportunidades desperdiciadas. El crecimiento a corto plazo se mantiene débil, lo que podría atrapar a muchos países en desarrollo, especialmente los más pobres, en una trampa de niveles paralizantes de deuda y acceso precario a alimentos para casi una de cada tres personas.

A pesar de que el riesgo de una recesión mundial parece haber disminuido gracias a la fortaleza de la economía estadounidense, las crecientes tensiones geopolíticas presentan amenazas significativas para la economía global en el corto plazo. La desaceleración del crecimiento en las economías avanzadas, la lentitud del comercio internacional y las condiciones financieras restrictivas son factores que ensombrecen el panorama a mediano plazo para las economías en desarrollo.

En 2024, se prevé que el comercio mundial alcance la mitad de los niveles registrados en la década anterior a la pandemia, según el Banco Mundial. Además, el costo de endeudamiento para las economías en desarrollo se mantiene elevado debido a las altas tasas de interés, que han alcanzado su punto más alto en cuatro décadas.

Las proyecciones para este año ubican a Latinoamérica como la región de menor crecimiento en comparación con otras partes del mundo. Detrás del 2.4% proyectado para Europa y Asia Central, la región enfrenta un camino desafiante con un 3.5% para Oriente Medio y el Norte de África, un 3.8% para África Subsahariana, un 4.5% para Asia Oriental y el Pacífico, y un 5.9% para Asia Meridional.

Latinoamérica se encuentra en una encrucijada económica, enfrentando desafíos significativos mientras busca superar un periodo de crecimiento económico moderado. La atención está puesta en la necesidad de medidas correctivas para evitar que la región caiga en trampas económicas, garantizando un desarrollo sostenible y equitativo en los años venideros.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »