El auge de las apuestas online: los adolescentes son las principales víctimas

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Ante el crecimiento exponencial de los casinos virtuales y las apuestas deportivas, los Estados latinoamericanos tomaron diferentes caminos en su regulación. La mayoría tributa al fisco.

Desde influencers en Instagram y TikTok, hasta en las camisetas de los más grandes equipos de fútbol, la presencia publicidades sobre casinos online o sitios de apuestas deportivas en América Latina es cada vez más fuerte.

A partir de la pandemia del Covid-19, la región se convirtió en terreno fértil para la proliferación de sitios web dedicados a las apuestas. Acorde al portal de estadísticas Statista, en 2020 el sector en Latinoamérica obtuvo “ingresos brutos por US$ 1.300 millones y se prevé que las ganancias alcanzarán un valor de alrededor de los US$ 4.200 millones para 2026 sólo en el segmento de apuestas en línea”, es decir relacionadas con el fútbol.

La cofundadora de la organización Bienestar digital, una ONG argentina especializada en la relación de las personas con la tecnología, Lucía Fainboim, destaca a Silmaco que “hace un año que escucha a docentes diciendo que en el aula ven a adolescentes apostar”.

“Vemos a chicos que están ingresando en las páginas de apuestas online cuando supuestamente deberían ser para mayores de 18 años. Hay un impacto muy grande por los influencers que hoy están difundiendo y promocionando casinos online, a esto se le suman los clubes de fútbol y los futbolistas que tienen en sus camisetas portales de apuestas como patrocinadores”, dice Fainboim.

De todos modos, los más chicos no son los únicos vulnerables. Lucas, un contador argentino de 30 años, admite que apuesta “mayoritariamente a partidos de fútbol”. “En mi caso me pongo límites por mes de no más de ARS$ 4.000 (alrededor de US$ 4), si pierdo eso no juego más”, afirma.

Por su parte, Gonzalo, también un contador argentino, reconoce que “hace un año que no apuesta” y señala desde su experiencia de usuario: “Ni bien entras, el sitio te muestra qué partidos se estaban jugando en ese momento. Entonces, todo el tiempo tenés opciones para apostar y te encontrás apostando en ligas y deportes que ni conocés. Para el ludópata debe ser la perdición, porque está todo muy al alcance”.

¿Cómo actúan los Estados?

Si bien cada país ha abordado el tema de forma distinta, la penalidad impositiva es algo que tienen en común. Entre las plataformas se diferencian las que tienen juegos típicos del casino como la Ruleta, Blackjack o las ‘maquinitas tragamonedas’ y aquellas donde proliferan las apuestas deportivas, sobre todo, en partidos de fútbol.

La crítica de Fainboim es que el accionar de los Estados frente a esta problemática debería ir más allá de su aprovechamiento para incrementar la recaudación, adoptando una mayor responsabilidad social. 

“Los gobiernos deberían visibilizar la situación, intentar tener un diagnóstico de lo que está sucediendo (casi no hay estadísticas), donde cada vez más chicos están apostando a edades más prematuras, se debería legislar para limitar la publicidad en los clubes de fútbol, como en Europa”, sintetizó.

Chile

La Corte Suprema de Chile declaró como ilegal a las casas de apuestas que no están autorizadas legalmente para ello. Según un informe del Centro de Investigación Periodística (Ciper), las únicas habilitadas son la Polla Chilena de Beneficencia, la Lotería de Concepción, los casinos físicos y Teletrak. Sin embargo, en el país trasandino logran operar otras plataformas debido a un “vacío legal”, tal como sugirió la misma investigación.

Colombia

Colombia fue el primer país sudamericano en regular el juego online. La Ley 1.753 de 2015 estableció que los operadores registrados deberán “transferir como mínimo el 17% de los ingresos brutos” al fisco en derechos de explotación. “Quienes operen juegos por internet, pagarán adicionalmente 811 salarios mínimos mensuales legales vigentes (US$ 271.685 a abril 2024), que se cancelarán durante los 20 primeros días hábiles de cada año de operación”, aclaró la normativa.

El ente regulador es Coljuegos y lo recaudado sirve para financiar el Sistema General de Seguridad Social en Salud. Actualmente, son 16 las empresas que cuentan con una licencia y deben abonar un pago fijo anual del 1% por concepto de gastos administrativos.

Perú

Por el contrario, Perú sancionó la Ley 31.557 de regulación del juego a fines del año pasado. Por medio de la legislación se crea un impuesto para los operadores de plataformas en línea que deberán pagar el 12% de la utilidad neta a partir de abril 2024, cuando entre en vigencia el cobro de las imposiciones. Por el tributo, estiman una recaudación anual de S/ 162 millones, más de US$ 43 millones.

Brasil

Brasil sancionó en diciembre de 2023 la Ley PL 3.626/23 después de una intensa labor parlamentaria en la que terminó dando el visto bueno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva. La norma establece un gravamen a las plataformas del 12% de ingresos brutos y a los apostadores un impuesto a las ganancias del 15%.

Argentina

Por su parte, Argentina no cuenta con una Ley Federal, sino que es potestad del Poder Legislativo de las Provincias. De las 23 jurisdicciones del país, 17 cuentan con una regulación para las apuestas online, tal como lo hacen con la Lotería convencional: Mendoza, Misiones, Buenos Aires, Corrientes, San Luis, Santa Fe, Tucumán y Neuquén, son solo algunas de ellas.

Acorde al sitio Chequeado.com, “el 28% (8 de 28 equipos) de los equipos de Primera División tienen como sponsor de su camiseta a alguna casa de apuestas, que a su vez patrocinan a la Selección argentina, a la Copa Argentina y a la Primera Nacional”. 

Imagen: Chanzj

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »