El futuro de la electromovilidad en México

Foto de myenergi en Unsplash

La electromovilidad es una tendencia mundial que va creciendo a pasos agigantados. A pesar de que América Latina aún se encuentra atrasada en términos de conversión a un modelo automovilístico eléctrico, México ya está tomando medidas para posicionarse como líder en el tema en la región. 

Para muestra, los vehículos Quantum, que fueron presentados hace unas semanas por el canciller mexicano Marcelo Ebrard. Estos automóviles, producidos por la boliviana Industrias Quantum Motors, y elaborados por Potencia Industrial SA de CV, con planta ubicada en Iztapalapa, serán los que entrarán a la venta en el país azteca en el 2023, por 8 mil dólares, nutriendo la creciente demanda de los mexicanos. Según un reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, entre enero y diciembre de 2021 se colocaron más de 47 mil vehículos considerados amigables con el medio ambiente en México. Esto iría en línea con la normativa del país que establece que para 2030 gran parte de su parque automotor debe ser eléctrico.

De acuerdo con reportes del diario El Heraldo de México, actualmente, la empresa automovilística Ford ya produce vehículos eléctricos en el país y en los siguientes meses Audi y General Motors se sumarán. La alemana BMW también ha manifestado un interés en el tema. Para ello, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador viene fomentando la utilización de los depósitos de litio del país para crear Litio para México, una industria privada que podría funcionar como centro de desarrollo de proyectos relacionados con la electromovilidad. Se espera que, a través de esta institución, cada vez más empresas extranjeras se interesen por producir autos masivamente en México. 

Los vehículos eléctricos son una gran opción para mitigar los efectos del cambio climático, apostando por un transporte más limpio y responsable con el medio ambiente. Sin embargo, esta transformación viene de la mano con muchos factores que deben implementarse como país, desde suficientes estaciones de recarga, hasta incentivos y educación que motive a los usuarios a llevar a cabo la inversión en el cambio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.