El momento perfecto: Los mejores horarios para las reuniones de equipo

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Elegir las horas adecuadas para las juntas es fundamental para garantizar la eficiencia y productividad del grupo de trabajo.

En el mundo empresarial, las reuniones de equipo son una parte esencial de la colaboración y toma de decisiones. Sin embargo, ¿cómo logramos coincidir en horarios que sean propicios para lograr juntas productivas y eficientes?

Uno de los aspectos clave a considerar es el horario del día. Según diversos estudios sobre productividad, las primeras horas de la mañana suelen ser el momento en que las personas están más alertas y concentradas. Programar reuniones alrededor de las 9 am puede ser una excelente elección para aprovechar este pico de energía en el cual los participantes están frescos y listos para abordar los temas importantes del día. Además, es importante evitar la hora del almuerzo o los horarios muy pegados a la hora de salida. Estos períodos del día suelen ser momentos de descanso y recarga para la mayoría de las personas y es más probable que los participantes estén distraídos o menos comprometidos, lo que podría afectar la eficacia de la reunión. Asimismo, de acuerdo con algunas investigaciones, ha observado que el rendimiento cognitivo y la creatividad suelen ser más altos en las primeras horas de la tarde, alrededor de las 2pm.

En cuanto a los días de la semana, los martes, miércoles y jueves son considerados generalmente como los más adecuados para las reuniones de equipo. Los lunes suelen ser caóticos y ocupados, ya que es el comienzo de la semana laboral y muchas personas están tratando de ponerse al día con sus tareas. Por otro lado, los viernes suelen estar marcados por una atmósfera más relajada y la anticipación del fin de semana, por lo cual es posible que no se logre una concentración total en los temas de la reunión. 

La duración de las reuniones de equipo también juega un papel importante en su efectividad. Es esencial establecer una agenda clara y priorizar los temas a tratar, evitando que la reunión se extienda innecesariamente. Un tiempo razonable para una reunión de equipo puede ser de 60 a 90 minutos, dependiendo de la complejidad de los asuntos a discutir. Mantener una reunión concisa y centrada ayuda a maximizar la productividad y evita que los participantes se sientan abrumados.

Finalmente, si tu equipo se compone de personas en diferentes zonas horarias, es fundamental tener en cuenta esta diversidad al programar las reuniones. Trata de encontrar un horario que sea razonable para todos los miembros, haciendo concesiones cuando sea necesario. La colaboración y la comunicación efectiva son fundamentales para el éxito del equipo, y eso incluye tener en cuenta las necesidades y restricciones individuales.

Recuerda que cada equipo es único y puede tener preferencias y dinámicas diferentes. Por lo tanto, es recomendable realizar encuestas o consultas con los miembros del equipo para determinar cuáles son los horarios y días más convenientes para ellos, para asegurar que tengan tiempo para organizar sus tareas y están en un estado mental óptimo. 

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

EDUCACIÓN PARA EJECUTIVOS

MBAs en la ola de la transformación

La principal maestría para ejecutivos está evolucionando para adaptarse a las nuevas realidades de candidatos y empleadores, con la implementación de diversas modalidades hasta modificando el núcleo del currículum.

Leer más »
Translate »