Estudio advierte que inversores en infraestructura podrían perder US$600,000 millones en transición ecológica

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Un estudio del EDHEC Infrastructure & Private Asset Research Institute alerta sobre las pérdidas si no se ejecuta una transición ordenada para mediados de siglo.

Un estudio del EDHEC Infrastructure & Private Asset Research Institute advierte que los inversores en infraestructura a nivel global enfrentan un riesgo significativo de perder hasta un tercio de su dinero, aproximadamente US$ 600,000 millones, si los países no implementan una transición ordenada hacia una economía más ecológica para mediados de siglo.

Los investigadores delinean el escenario más desfavorable, destacando posibles retrasos gubernamentales o la imposición abrupta de impuestos a las emisiones de carbono. Tales medidas podrían desencadenar un shock inflacionario, elevando las tasas de interés y afectando el valor neto de las inversiones en infraestructura, con la posibilidad de que las carteras pierdan hasta la mitad de su valor.

Los autores del estudio advierten que existe un mayor riesgo del que la gente percibe y destaca la necesidad de despertar frente a la realidad inminente. En una transición ordenada, donde el cambio se produce gradualmente, los costos se absorberían como parte de las operaciones empresariales normales.

El análisis se basa en la evaluación de 9,000 infraestructuras, incluyendo aeropuertos, autopistas de peaje, centrales eléctricas, puertos marítimos y oleoductos, sin tener en cuenta posibles costos legales, tecnológicos y de mercado. En el peor escenario, los inversores en empresas de energía y agua podrían enfrentar una pérdida del 38%, aproximadamente US$ 86,000 millones, mientras que las empresas de servicios de red y las infraestructuras de datos podrían perder un 33% (US$ 104,000 millones) y un 32% (US$ 61,000 millones) de su valor, respectivamente.

El estudio también aborda los riesgos físicos asociados con los impactos climáticos, como daños causados por incendios, inundaciones o tifones. Si no se implementan medidas gubernamentales para reducir las emisiones y controlar el cambio climático, el valor neto global de los activos se reduciría en unos US$ 140,000 millones para 2050, afectando a todos los sectores de manera desigual.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »