Fitch eleva pronóstico de PBI global para 2024, pero espera desaceleración en 2025

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
La desaceleración de Estados Unidos y la disminución de exportaciones y gasto gubernamental chino son algunos factores de la perspectiva menos optimita para 2025.

La calificadora de riesgo Fitch Ratings elevó su pronóstico de crecimiento global para el 2024. Frente al 2,4% pronosticado en marzo, la organización espera que la economía internacional avanzará a 2,6%.

En su última publicación de Global Economic Outlook, Fitch Ratings atribuye este optimismo a la mayor confianza en la recuperación de Europa, la reanimación del sector exportador de China y la fuerte demanda doméstica en mercados emergentes (exceptuando China).

Específicamente, revisaron las perspectivas de crecimiento de la eurozona de 0,2 puntos porcentuales a 0,8% y de China de 4,5% a 4,8%. Y, pese a la desaceleración de Estados Unidos, la organización mantuvo su pronóstico del país en 2,1%.

“La flexibilización de la política monetaria global está tomando forma, con el Banco Central Europeo (ECB) recortando las tasas recientemente. Además, se espera que la Reserva Federal de EE.UU y el Banco de Inglaterra sigan el ejemplo durante el tercer trimestre de 2024”, explicó Fitch Ratings en un comunicado.

Expectativas de crecimiento global 2025

“Sin embargo, la inflación es sorprendentemente persistente y ahora esperamos que las tasas globales disminuyan a un ritmo más lento en los próximos 12-18 meses”, añadió el comunicado.

De acuerdo a lo último, 2025 se vuelve un año menos optimista, con un crecimiento esperado de 2,4%, causado por la disminución de crecimiento esperado de EE.UU a una tasa inferior a la tendencia (1,5%) y la de China (4,5%). En el caso del país asiático, la organización atribuye a la desaceleración de las exportaciones y gasto gubernamental. Entanto, se prevé que la eurozona aumentará a 1,5%.

“Las expectativas de recuperación europea están en una posición más firme a medida que se reinvierten los términos de intercambio y el impacto energético, las industrias intensivas en energía comienzan a repuntar en Alemania y los salarios reales se recuperan. El aumento de ingresos reales impulsarán el gasto de los hogares con sólidos colchones financieros, mientras que el efecto negativo del endurecimiento previo del ECB disminuye”, explicó.

Fitch Ratings afirma que el ciclo de política monetaria global está entrando a una nueva fase, donde las tasas van a lentamente caer, pero a niveles que seguirán restringiendo la demanda. “Esperamos que el ECB recorte las tasas dos veces más durante este año y que la Fed comience a recortarlas en septiembre, con otra reducción en diciembre. Es más tarde de lo esperado, reflejando la desinflación estancada de los primeros cuatro meses del año. Pero el aumento del salario de EE.UU está enfriándose gradualmente”.

Sin embargo, consideran que los bancos centrales “se mantienen cautelosos en aflojar la política rápidamente, particularmente al considerar la alta inflación de servicios. Las presiones por el aumento de costo laboral y de vivienda y la normalización de las tendencias de precio relativas mantienen la inflación de servicios elevada”.

Foto: Solvency Ii Wire

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »