FMI baja previsión de crecimiento en Latinoamérica por la crisis en Argentina

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Se eleva la proyección de crecimiento global para 2024, sin embargo, América Latina muestra desafíos.

En su última actualización de las Perspectivas de la Economía Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado al alza las proyecciones de crecimiento global para 2024, destacando la resistencia inesperada de Estados Unidos y varias economías emergentes y en desarrollo. Sin embargo, América Latina presenta un panorama desigual, con notables diferencias entre los países de la región.

El crecimiento mundial se proyecta ahora en un 3,1% para 2024, impulsado por un rendimiento sólido en Estados Unidos, China y otras grandes economías emergentes. Estados Unidos lidera la recuperación con un crecimiento esperado del 2,1%, superando las expectativas anteriores, lo que refleja la resistencia de su economía.

China también muestra un desempeño mejor de lo previsto, con un aumento proyectado del 4,6%. Sin embargo, la zona euro experimentará un crecimiento más modesto del 0,9%, con Alemania afectando negativamente la expansión económica.

A pesar de la mejora en varias economías de la región, Argentina enfrenta desafíos significativos, siendo el único país del G20 proyectado en recesión para 2024, con una contracción del 2,8% del PIB. La recesión en Argentina se atribuye a ajustes políticos para restablecer la estabilidad macroeconómica, incluyendo la devaluación del peso y la liberalización de precios.

La región de América Latina y el Caribe verá una disminución en la tasa de crecimiento promedio, proyectada en un 1,9% para 2024, afectada por la situación económica en Argentina. A nivel global, la lucha contra la inflación muestra resultados mixtos. Se espera que la inflación baje al 2,6% en los países ricos, pero se mantiene alta en el resto del mundo, con un promedio del 8,1%, principalmente debido a la situación en Argentina. La inflación en Argentina sigue siendo una preocupación, aunque el FMI no proporciona cifras precisas para este año, destacando el contexto de ajuste político en busca de estabilidad macroeconómica.

Aunque el riesgo de una desaceleración brusca parece disminuir, el FMI señala peligros potenciales, como aumentos en los precios de las materias primas debido a problemas geopolíticos y el riesgo de tasas de interés más altas. El informe destaca la importancia de mantener la vigilancia sobre eventos como los ataques a buques en el mar Rojo y posibles problemas en el sector inmobiliario de China.

En resumen, mientras el crecimiento global muestra signos de recuperación, América Latina enfrenta desafíos significativos, con Argentina como caso destacado de recesión. La región deberá abordar estos desafíos para aprovechar las oportunidades de crecimiento en un contexto económico global cambiante.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »