José Eliseo Ramírez, Scotiabank Centroamérica: “Para un banco tradicional que no abre su cultura, retener talento digital va a ser más difícil”

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Para el director de software solutions del banco canadiense, el cambio cultural y la atracción de talentos son los principales desafíos para la transformación digital.

Según el director de software solutions de Scotiabank Centroamérica, José Eliseo Ramírez, la banca cuenta con tres productos principales: la inversión, financiamiento y la banca del día a día, que abarcan operaciones como depósitos, pagos y transferencias.

Aunque existen aplicaciones bancarias que permiten realizar una de estas operaciones de forma digital, Ramírez señala que aún no hay un banco que ofrezca los tres servicios a través de una única plataforma.

“Estamos todos en la carrera por lograrlo”, dijo Ramírez a Simalco durante el 9° Congreso Latinoamericano Tecnología y Negocios América Digital 2024. “Y Scotiabank tiene como driver la transformación digital para entregar estos tres servicios con el cliente en el centro”, añadió.

– ¿Cuáles son los principales desafíos para digitalizar los tres servicios que mencionas?

Para nosotros, el primer desafío radica en la transformación cultural dentro de nuestra organización. Aunque hemos avanzado significativamente en términos de desarrollo, aún debemos adoptar un enfoque más ágil y romper con los paradigmas arraigados.

Por ejemplo, si un proceso que antes requería 10 pasos ahora se busca simplificar a tres, es fundamental cambiar nuestra mentalidad para encontrar soluciones en lugar de descartarlas de antemano.

Además, debemos equilibrar este cambio cultural con las regulaciones existentes, la experiencia del usuario y los principios de lean para ofrecer un producto que sea fácil, rápido y seguro, al mismo tiempo que cumple con los requisitos regulatorios.

El otro desafío es la atracción y retención del talento digital, que es muy amplio, diverso y joven. Para un banco tradicional que no abre su cultura, retener el talento digital va a ser más difícil.

– ¿En qué etapa de desarrollo está Scotiabank en la digitalización de estos servicios?

Estamos en una etapa avanzada. Hemos invertido considerablemente en los últimos años y nos hemos equipado con expertos digitales de todo el mundo. Esto nos ha permitido adoptar nuevos enfoques y tecnologías, centrándonos en las necesidades de nuestros clientes y utilizando datos para mejorar nuestros servicios digitales constantemente.

– Por otro lado, están surgiendo nuevas empresas tecnológicas que ofrecen servicios más rápidos, fáciles y baratos. ¿Cómo crees que la banca tradicional se enfrenta a estas revoluciones tecnológicas?

– Es un tema importante y complejo. Los bancos tradicionales operan en un entorno altamente regulado, lo que nos brinda la ventaja de proporcionar protección al cliente a través de herramientas como la prevención de fraudes y el lavado de dinero, que están en nuestro ADN.

No obstante, está la agilidad mencionas. En ese sentido, en nuestros laboratorios hemos desarrollado procesos más eficientes y ágiles, enfocándonos en identificar nuevas tendencias y necesidades emergentes de nuestros clientes para abordarlas de manera más rápida y seguras.

Además, hemos establecido alianzas estratégicas con fintechs para crear un ecosistema de servicios más completos para nuestros clientes.

– ¿Crees que algunas fintechs son más inseguras al no estar reguladas?

– Sí. Cuando las fintechs operan en un entorno no regulado, existe el riesgo de abrir la puerta a prácticas fraudulentas por parte de “chicos malos” que buscan aprovechar los vacíos regulatorios.

Sin embargo, con el tiempo serán reguladas a medida que su influencia en el mercado financiero crezca y los gobiernos reconozcan la necesidad de proteger a los consumidores.

Por otro lado, las fintechs también tienen un papel crucial en la evolución de la industria financiera, ya que están impulsando una mayor innovación. Es por eso que muchas instituciones financieras están colaborando con estas startups, o incluso fusionándose con ellas trascender en el entorno digital emergente.

Por otro lado, están surgiendo regulaciones de ciberseguridad en la banca en Europa hasta América Latina.

– Scotiabank toma muy en serio el tema de la ciberseguridad para proteger los datos de nuestros clientes.

Y esto empieza desde el cambio de la cultura interna, donde concientizamos a nuestros colaboradores para que no compartan, por ningún motivo, los datos de nuestros clientes con un tercero.

Además, implementamos diversos controles, incluso en el desarrollo de las soluciones. Por ejemplo, al crear una aplicación o página web, seguimos los estándares más rigurosos para garantizar una solución segura y protegida ante ataques.

En realidad es que los ciberataques han evolucionado y se han vuelto más sofisticados en los últimos años. Incluso, hay casos donde gobiernos con regímenes totalitaristas se financian a través de estos ciberataques. Esto significa que la amenaza es más grave que nunca.

– Respecto a las nuevas tecnologías, como líder del área de desarrollo ¿cómo abordas las transiciones de las tendencias, donde cada año hay una nueva tecnología que está de moda?

–  En primer lugar, todo desarrollo tiene como objetivo resolver un problema existente. Por lo tanto, el desafío es seleccionar la tecnología adecuada para abordar ese problema específico.

Por un lado, debemos identificar nuestras prioridades y los problemas que debemos resolver. Luego, también necesitamos explorar estas nuevas tecnologías, dejarnos sorprender y estudiar si realmente puede generar valor a nuestros clientes y a la organización. Si la respuesta es sí, apostar por ello.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »