La economía de América Latina crecerá menos que el año pasado

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Tanto para el FMI como para la Cepal, la región crecerá cerca del 2%, por debajo del 2023. Argentina fue negativa y bajó el promedio.

América Latina continúa en la senda del bajo crecimiento económico. En 2024 las expectativas para la región se ubicaron en torno al 2% del PBI real, por debajo del 2,3% del 2023. Tanto el FMI como la Cepal coincidieron en el porcentaje, celebraron la baja de la inflación y alertaron por el “complejo escenario global”. Al desmenuzar los números, en América Latina todos los resultados son positivos excepto en el caso de la Argentina que tira el promedio a la baja.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que Latinoamérica y Caribe “ha dado muestras de una resiliencia notable ante los recientes desafíos mundiales, y se ha recuperado de la pandemia con más fuerza de lo esperado”. Sin embargo, destacó que el crecimiento se moderó: de 2,3% en 2023, la proyección es del 2% para 2024. Si se excluye a Argentina y Venezuela el promedio sube al 2,4%. Para el próximo año, el pronóstico es del 2,5% del PBI.

“Esta moderación, también se debe a una coyuntura exterior más débil y al impacto que se está sintiendo de las políticas restrictivas dirigidas a frenar la inflación. La inflación se encuentra en una trayectoria descendente, gracias a las prontas medidas de los bancos centrales de la región y a las tendencias de desinflación a escala mundial”, explicó el organismo de crédito en un informe. América Latina y el Caribe promediarán una inflación del 12,7% para 2024 (en 2023 fue del 16,6%). Nuevamente, los números mejoran sin Argentina y Venezuela: 3,7%.

En medio de una baja generalizada del PBI, el FMI pidió “equilibrio” en la distención de la política monetaria para que la inflación siga en rumbo hacia la meta y “evite una contracción económica excesiva”. Y  alertó: “La política fiscal debería centrarse en acelerar los esfuerzos de consolidación para recomponer el espacio fiscal mediante la movilización de ingresos, sin descuidar los gastos sociales esenciales para mantener la cohesión social”.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) coincidió con el balance del Fondo y calculó que la región crecerá en promedio un 2,1% este año, con América del Sur creciendo un 1,6%, América Central y México un 2,7% y El Caribe (excluyendo Guyana) un 2,8%. A diferencia del FMI, el organismo de las Naciones Unidas “revisó la proyección al alza”.

“El gran desafío es cómo avanzar hacia un crecimiento más alto, dinámico e inclusivo. La región está enfrentando un escenario internacional complejo, caracterizado por un crecimiento de la actividad económica y el comercio global por debajo de sus promedios históricos, junto con tasas de interés que permanecen altas en los países desarrollados, redundando en mayores costos de financiamiento para los países emergentes”, advirtió.

La Cepal también festejó la tendencia a la baja de la inflación a nivel general y destacó que ese contexto le da la posibilidad a los Bancos Centrales de recortar las tasas de interés de política monetaria, “a partir de lo cual se podría esperar un impacto favorable sobre la actividad económica”. 

Para el organismo, la contracción en el crecimiento esperado en 2024 refleja “la caída de la tasa de crecimiento tendencial del PIB regional” que responde a “tres trampas que condicionan y limitan la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y, por tanto, la consecución de un desarrollo social inclusivo”.

“La región se encuentra en una crisis de desarrollo caracterizada por tres trampas que se refuerzan mutuamente: una trampa de bajo crecimiento, una trampa de alta desigualdad y baja movilidad social y una trampa de baja capacidad institucional y gobernanza ineficaz”, sentenció la Cepal.

Crecimiento en América Latina: cómo le fue a cada país

Las proyecciones del FMI fueron mayormente positivas, excepto para la Argentina que presentó una caída del 2,8% del PBI en 2023. Así y todo, ese número es inferior al que pronosticaron los analistas locales que calcularon una retracción del 3% al 4% debido a la recesión y la elevada inflación.

Por su parte, los países que presentaron el nivel más alto de crecimiento fueron Paraguay y Uruguay, con una mención especial para Venezuela (4%).

  • Argentina: -2,8%
  • Bolivia: 1,6%
  • Brasil: 2,2%
  • Chile: 2%
  • Colombia: 1,1%
  • Ecuador: 0,1%
  • México: 2,4%
  • Perú: 3,8%
  • Paraguay: 2,5%
  • Uruguay: 3,7%
  • Venezuela: 4%

Foto: Bruno Sanchez-Andrade Nuño

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »