La realidad virtual está cambiando los procesos de onboarding

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Esta tecnología permite crear escenarios y situaciones que pueden ser adaptados a las necesidades específicas de las distintas industrias, lo cual hace que cada modelo sea eficiente y eficaz.

La realidad virtual es una herramienta muy útil para los procesos de onboarding, ya que permite a los nuevos empleados obtener una comprensión más profunda y práctica de los procesos y procedimientos de la empresa. 

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Purdue, la práctica combinada con la teoría es más efectiva para aprender habilidades técnicas. El estudio encontró que los estudiantes que recibieron instrucción práctica y teórica tuvieron un rendimiento significativamente mejor que aquellos que solo recibieron instrucción teórica. Asimismo, un estudio de la Universidad de California, Berkeley, reveló que repetir información ayuda a retenerla. El estudio encontró que repetir la información una vez más aumenta la retención del 10% al 20%.

Si bien los centros de entrenamiento son espacios físicos diseñados específicamente para el entrenamiento de nuevos empleados y suelen estar equipados con herramientas y tecnologías que les permiten aprender de manera efectiva y práctica, es necesario incluir un elemento de práctica que les permita entrenarse en diversas situaciones del día a día. Es ahí donde entra la realidad virtual. Esta tecnología permite a los nuevos integrantes de la empresa aprender y practicar en un ambiente simulado, lo que les brinda una experiencia inmersiva y realista. A través de la realidad virtual, los empleados pueden aprender sobre las políticas y procedimientos de la empresa, así como practicar situaciones de trabajo en un entorno seguro y controlado.

Algunas empresas en el mundo ya han establecido esta metodología en sus procesos de onboarding. Una de ellas es la cadena de supermercados Walmart, que utiliza la realidad virtual para entrenar a sus empleados en situaciones de emergencia, como incendios o terremotos. Los empleados pueden practicar estas situaciones en un ambiente seguro y controlado antes de enfrentarse a ellas en la vida real. La empresa de envíos UPS utiliza la realidad virtual para entrenar a sus conductores en diferentes situaciones de tráfico, como estacionamiento, cambios de carril y giros a la izquierda. Asimismo, la cadena de hoteles Hilton entrena a sus empleados en servicio al cliente y manejo de situaciones difíciles. La automotriz americana Ford también utiliza la realidad virtual para entrenar a sus trabajadores de ensamblaje en diferentes tareas, como la instalación de piezas y la configuración de herramientas. 

Las ventajas son evidentes. No solamente se mejora la eficiencia del proceso, sino que también se reducen costos y se mejora la seguridad en el proceso de aprendizaje. Su flexibilidad también es un punto a favor: la realidad virtual permite crear diferentes escenarios y situaciones que pueden ser adaptados a las necesidades específicas de las distintas industrias, lo cual hace que cada modelo resulte eficiente.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »