La tecnología como acelerador de crecimiento sostenible 

OPINIÓN - Por Mauricio Ucrós, Director de Sostenibilidad y Comunicaciones Corporativas de Rappi para países de habla hispana
LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

La tecnología ha revolucionado nuestras vidas de muchas maneras, y una de las áreas en las que ha tenido un impacto significativamente positivo es en la sostenibilidad. A medida que enfrentamos desafíos ambientales cada vez más urgentes, se vuelve crucial explorar cómo la tecnología puede ser una herramienta central para construir un futuro más sostenible, y qué acciones pueden llevarse a cabo desde las compañías para fomentar un cambio positivo en las comunidades.

El primer punto a observar es cómo la implementación de soluciones tecnológicas innovadoras ha transformado nuestra calidad de vida y nos brinda oportunidades para vivir de manera más sostenible. Dentro de los casos de soluciones tecnológicas podemos incluir ejemplos como los avances en materia de salud, generación de energía, movilidad con menos emisiones de carbono o aplicaciones que nos permiten acceder a una amplia gama de servicios a través de simplemente un teléfono, optimizando y permitiéndonos ahorrar tiempo, a la vez que nos permite adquirir nuevas habilidades y gestionar estrategias para medir nuestros consumos,  reutilizar productos y conectarnos con servicios sustentables.

Sin embargo, el impacto de la tecnología no termina allí. En lo que concierne a un sentido más amplío de la sostenibilidad, incluyendo en eso no sólo los desafíos ambientales,  sino también la generación de nuevas oportunidades en el mundo laboral emergente, la innovación ha demostrado ser un gran aliado. La creación de nuevas formas de generar ingresos con el atributo de la libertad como valor principal, la tecnología ha permitido avances significativos tanto en la reducción de la huella ecológica como en el impulso de la economía circular, la optimización de la producción de alimentos, disminución de los desperdicios, programas de rescate y su respectiva donación a aquellos que más lo necesitan.

Según la última versión del estudio “Temáticas relevantes para la sostenibilidad de las empresas en Chile”, de la consultora Gestión Social, los altos ejecutivos de las empresas nacionales están comprometidos en avanzar en transparencia, mejorar en gestión, incluir la agenda de género y adaptarse a los contextos económicos y políticos. El informe también detalla que al interior de las compañías ya se están manejando algunos conceptos de sostenibilidad, así como su transmisión hacia los colaboradores. Se trata de un punto de partida positivo, que sin duda debe avanzar al siguiente nivel para promover un modelo de negocios que propenda a un triple impacto económico, social y medioambiental.  

En la actualidad, uno de los puntos clave y donde las compañías pueden hacer un gran aporte es en materia educativa y de capacitación. El uso provechoso de la tecnología disponible y su difusión masiva es un compromiso que cada vez más empresas asumen para lograr impactos perdurables en las comunidades donde operan. Incluso, la colaboración entre las distintas empresas para llevar adelante proyectos en conjunto y potenciar el alcance, es una de las prácticas más provechosas y que aumenta exponencialmente el impacto positivo de sus acciones.

En la promoción de la sostenibilidad, todos tenemos un papel fundamental. Al asumir la responsabilidad corporativa, las compañías eligen liderar el cambio y servir como ejemplos en el ámbito de la sociedad. En definitiva, se trata de incorporar al cuadro de resultados, variables tanto o más importantes que la rentabilidad, apostando a un largo plazo que permita desarrollar estrategias de crecimiento sin dejar de lado cuestiones vinculadas al futuro sostenible del negocio, pero también a las comunidades donde opera, asegurando la sostenibilidad.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Translate »