Las marcas de lujo que resisten la crisis

luxury, luxury store, shopping-1487548.jpg

 

A pesar de la creciente incertidumbre económica, las marcas de lujo continúan vendiendo. Así lo confirma el estudio Kantar BrandZ que afirma que esta categoría tuvo un aumento global del valor de marca, superando a otros sectores con un crecimiento interanual combinado del 45%. 

Según este informe, Louis Vuitton lidera el ranking con un valor de 124, 273 millones de dólares, 64% más que en 2021. Combinadas, las diez marcas más valiosas del mundo alcanzan un valor de 344,355 millones de dólares. En medio de una crisis global y una alta inflación, estas marcas vienen aprovechando su buena reputación y su poder de fijación de precios para continuar vendiendo a lo grande. Sicológicamente, se habla de la capacidad de constituir una fuente de consuelo y continuidad, a pesar de las circunstancias adversas. Louis Vuitton está seguido en la lista por Hermès, Chanel, Gucci, Dior, Cartier y Rolex. Definitivamente, un despliegue consistente de logotipos y símbolos reconocidos, han sido clave en las identidades de estas marcas y han logrado posicionarlas como grandes referentes de lujo.

La industria había sufrido una caída en ventas del 22% en 2020 pero poco a poco ha ido recuperando terreno. Específicamente, en una era post pandémica, el lujo funciona como un elemento de compensación tras pasar por un periodo particularmente difícil. Adicionalmente a eso, la pandemia trajo con ella una nueva valorización de los sostenible, la importancia de consumir conscientemente e invertir en productos que resulten perdurables en calidad y en tiempo. Las marcas de lujo ofrecen esa experiencia y algunas han ido un paso más allá realizando compromisos con acciones sociales más tangibles. Todo esto, sumado a una excelente estrategia de marketing y asociaciones con actores de relevancia para los usuarios, mantiene a los luxury brands posicionados, vigentes y deseados. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.