Latinoamérica está entre las regiones menos afectadas por las olas de calor

Foto de Raimond Klavins en Unsplash

Un estudio difundido por UNICEF asegura que la región no sufriría las consecuencias de un calentamiento extremo.

 

Latinoamérica es una de las regiones menos afectadas del mundo por las olas de calor, según un estudio publicado por UNICEF, centrado en el efecto que este fenómeno tiene en los niños. 

Las olas de calor son definidas como periodos de tres o más días en los que las temperaturas suben alrededor de un 10%, con respecto a la media de quince días. Según estudios, se prevé que estos sucesos continúen siendo frecuentes hasta el año 2050.

El informe «El año más frío del resto de sus vidas», publicado por la ONG, señala que hay 538 millones de niños que están expuestos a olas de calor de 4.7 días como mínimo cada vez. A medida que las condiciones meteorológicas empeoren, esta cifra podría escalar a los 1,600 millones de niños en 2050, quienes sufrirían con un calentamiento de 1.7 grados. Adicionalmente, un calentamiento extremo de 2.4 grados podría llegar a afectar a 1,900 millones de niños en el futuro. Estos efectos dramáticos serían más frecuentes en Europa, mientras que África y Asia son las regiones donde la mitad de los niños van a estar expuestos con gran frecuencia a temperaturas extremadamente altas, se calcula que al menos 83 días al año con termómetros por encima de los 35 grados.

A pesar de que hay una extensa lista de países que estarán expuestos a las olas de calor, el listado no contiene ninguno latinoamericano. Entre los más afectados están Burkina Faso, Chad, Mali, Níger, Sudán, India, Pakistán, Arabia Saudí e Irak. Sin embargo, dentro del continente de Sudamérica hay dos países más vulnerables al calor: el interior de Brasil y casi toda Venezuela.

Las recomendaciones del informe con respecto a la protección de la infancia incluyen garantizar el acceso al agua, mantener una buena higiene infantil y priorizar a las edades más bajas cuando se habla de financiación climática. Adicionalmente, se pide mejorar la concienciación de la infancia a nivel educativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *