Lento y caro: el estado del despliegue del 5G en Latinoamérica

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Pese a que ya existen 29 operadores con servicios de 5G, América Latina aún está atrasada en el despliegue de la tecnología por el alto precio de las licitaciones del espectro.

En América Latina ya existen 29 operadores que lanzaron algún tipo de servicio 5G, con Brasil, Chile y Colombia en la vanguardia.

Sin embargo, para el gerente de producto de Qualcomm LATAM, Ricardo Anaya, la región está atrasada en el despliegue de la tecnología.

“Un indicador es el número de conexiones, y en Latinoamérica estamos todavía atrasados en ese número. Como referencia, en Estados Unidos se espera que para el 2025 el 90% de las conexiones de móviles sean por una red 5G. En Latinoamérica, ese mismo número estará apenas en el 50%”, dice a Simalco.

El principal obstáculo para el despliegue del 5G en la región para el despliegue del 5G el alto costo de las licitaciones de los espectros, según el estudio de la organización mundial de operadores de telefonía GSMA “La gestión del espectro en América Latina”. Impactos sobre el desarrollo económico y social, que analizó las asignaciones entre 2010 y 2022.

Ricardo Anaya, gerente de producto de Qualcomm LATAM.

“Todas las tecnologías inalámbricas requieren un espectro, que está controlado por el gobierno”, explica Anaya. “Y necesitamos que su precio sea accesible, que los gobiernos aíslen más espectro para telecomunicaciones, especialmente en frecuencias más altas que requieren las redes de 5G, para obtener más capacidades y entregar los nuevos servicios a usuarios”, añade.

Según el estudio, la cantidad de asignaciones en América Latina se encuentra debajo de los estándares internacionales, no debido a factores de mercado, sino a decisiones de política pública. Esta situación afecta la cobertura y calidad de los servicios móviles.

Durante el período analizado, el costo total del espectro aumentó un 40% en la región, triplicando su impacto en los ingresos recurrentes de la industria, que se redujeron en alrededor del 50%.
En comparación, el costo total ajustado por ingresos y cantidad de MHz asignados en América Latina duplica significativamente los valores de la Unión Europea y los países de la OCDE.

En comparación, el costo total ajustado por ingresos y cantidad de MHz asignados en América Latina duplica significativamente los valores de la Unión Europea y los países de la OCDE.

Al mismo tiempo, se prevé que, en los próximos cinco años, el costo total del espectro 5G podría aumentar alrededor del 15% si se mantiene la tendencia observada en algunos países de la región.

Oportunidades que trae el 5G

A pesar de estos desafíos financieros, los beneficios potenciales de la 5G son significativos, afirma Ricardo Anaya.

En primer lugar, una red 5G tiene más capacidad de datos. Luego, provee una latencia más baja para la mayoría de los usuarios, un factor crítico para vehículos autónomos o ciudades inteligentes. Finalmente, se podrá lograr una masificación de usuarios, permitiendo 1 millón de dispositivos conectados por kilómetro cuadrado.

Para el experto, la velocidad y la conectividad mejoradas no solo mejorarán la experiencia del usuario en los teléfonos inteligentes, sino que también impulsarán la productividad en todos los sectores económicos.

Según el estudio “Future Value of Mobile in Emerging Markets” elaborado por Ericsson, los países en vía de desarrollo (como Brasil, Chile, Colombia y México) podrían experimentar un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 0,3% a 0,46% con la tecnología 5G.

Además, se espera que los beneficios económicos generales superen entre tres y siete veces el costo incremental de extender la cobertura.

Al mismo tiempo, la llegada de la 5G también abriría la puerta a un mundo de nuevas posibilidades tecnológicas, como la realidad virtual y la inteligencia artificial.

De acuerdo con Statista, una de las áreas más beneficiadas es el Internet de las Cosas (IoT), donde se espera que la región tenga alrededor de 1 mil millones de dispositivos conectados para finales de 2025.

“Estamos llegando al punto en el que la red 4G ya no va a ser suficiente. Ya tenemos que dar este paso—que se dio en el 2014 entre los consorcios de los operadores más grandes del mundo (Estados Unidos, Corea, Japón y China)—para atender, sobre todo, una demanda de más usuarios”, finaliza el especialista.

Foto: Pexels

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »