Lula viaja al Caribe para cumbres de Caricom y Celac

Lula Sa Silva retoma cumbres celac y caricom
LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
A través de su participación, el presidente brasilero busca fortalecer la integración regional.

Brasilia, Brasil

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, participará la semana próxima en las cumbres de la caribeña Caricom y la más amplia Celac, en su búsqueda por reforzar la integración con entes multilaterales dejados de lado por su antecesor Jair Bolsonaro.

Lula, que volvió al poder por tercera vez en enero de 2023, viajará a Georgetown el 28 de febrero para el cierre de la reunión de gobernantes de los 15 países de la Comunidad del Caribe (Caricom), donde será agasajado como “invitado especial”, dijo a periodistas la secretaria de América Latina y el Caribe de la cancillería, Gisela Padovan.

Luego irá a Kingstown, en San Vicente y las Granadinas, para la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), creado en 2010 bajo el impulso del líder izquierdista en su segundo gobierno.

Los viajes se inscriben en la prioridad de Lula por fortalecer la integración regional, especialmente con dos organismos que Brasil había “dejado de lado por muchos años”, dijo Padovan.

En 2020 Bolsonaro, duro crítico de la izquierda, suspendió la participación de Brasil en la Celac alegando que “daba protagonismo a regímenes no democráticos como los de Venezuela, Cuba y Nicaragua”.

Por otra parte, Brasil mantuvo un contacto “bastante escaso” con Caricom y cerró algunas embajadas, amplió la funcionaria.

Con el bloque caribeño, en su mayoría anglófono y culturalmente más alejado del resto de países de América Latina, el gobierno de Lula busca cooperar en seguridad alimentaria y la lucha contra el cambio climático, temas claves para esas pequeñas islas y una prioridad de Brasil mientras preside este año del G20.

Esta es la segunda cumbre del Caricom para Lula después de participar en 2005, además de una reunión del bloque con Brasil en 2010.

En Georgetown, el presidente brasileño debe reunirse con su par guyanés Irfaan Ali, en medio de un repunte de los lazos comerciales de los países vecinos.

El intercambio comercial “creció 1.000 por ciento” en los últimos tres años, dijo Padovan, hasta los 2.600 millones de dólares, especialmente por la compra de derivados de petróleo a Guyana, una creciente potencia energética.

Pero los mandatarios también deben discutir el diferendo fronterizo entre Guyana y Venezuela por el territorio del Esequibo, luego de que Brasilia fuera sede de una reunión de sus ministros de Exteriores en enero para abordar la crisis.

Sobre Venezuela, Padovan expresó la preocupación de Brasil por las “prisiones de carácter político”, ante una pregunta de la AFP sobre la detención el 9 de febrero de la activista Rocío San Miguel acusada de “terrorismo”.

rsr/mls/atm

© Agence France-Presse
Foto de EVARISTO SA AFP

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »