Moody’s advierte sobre obstáculos económicos en el horizonte para Latinoamérica

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
La calificadora de riesgo crediticio proyecta un escenario complicado debido a tasas de interés altas, crecimiento económico lento y precios de materias primas en descenso.

En el próximo año, las empresas no financieras de América Latina se enfrentarán a un entorno desafiante, según las previsiones de la calificadora de riesgo crediticio Moody’s. Este escenario negativo se atribuye a varios factores, incluido el mantenimiento de tasas de interés elevadas, el lento crecimiento económico en la región y los bajos precios proyectados de las materias primas debido a la desaceleración económica en China.Aunque Moody’s indica que las condiciones crediticias mejorarán en comparación con el año anterior, destaca que el crecimiento desigual y los costos de endeudamiento aún elevados afectarán el gasto, la inversión y el empleo de las empresas latinoamericanas.

La agencia calificadora subraya que las estrictas condiciones financieras persistirán hasta que se disipe la incertidumbre en torno a la trayectoria de las tasas estadounidenses, lo que limitará las opciones de financiamiento, especialmente para más de dos tercios de los emisores corporativos de grado especulativo en América Latina.

Moody’s también advierte sobre la persistencia del fenómeno climático de El Niño hasta al menos mediados del próximo año. Esto contribuirá a la inestabilidad de los precios de las materias primas agrícolas, metalúrgicas y mineras, así como a posibles disrupciones operativas en toda la región.

En el caso de México, se señala que las medidas para acelerar la finalización de proyectos aumentan el riesgo de intervención por parte del gobierno. Sin embargo, el país se beneficiará del mantenimiento de inversiones relacionadas con el “nearshoring” y de una mayor actividad económica en sectores como la industria automotriz, inmobiliaria y de tecnología de las comunicaciones.

En cuanto a Chile, se destaca que un plebiscito programado para el 17 de diciembre, que decidirá la ratificación o rechazo de una nueva Constitución, podría aumentar la volatilidad financiera y económica, especialmente teniendo en cuenta la situación en su vecina Argentina.

En el caso de Colombia, Moody’s señala que el riesgo de cambios en las políticas relacionadas con la descarbonización y la distribución de energía reduce las perspectivas de inversión, a pesar de la existencia de contrapesos institucionales.

El informe concluye destacando que factores como una flexibilización más rápida de las condiciones financieras, así como una producción y precios de commodities superiores a lo esperado, podrían cambiar positivamente las perspectivas de las empresas no financieras de América Latina, contribuyendo a un mayor crecimiento económico y mejores resultados.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »