PEMEX revierte pérdidas y registra beneficios históricos en medio de apoyo gubernamental

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
La petrolera estatal mexicana logra un giro financiero respaldada por medidas gubernamentales, a pesar de las críticas y desafíos persistentes.

En el último trimestre de 2023,  Petróleos Mexicanos (PEMEX) logró revertir sus pérdidas, alcanzando un beneficio neto de 106.920 millones de pesos mexicanos (equivalente a US$ 6.247 millones). Esto representa una mejora significativa con respecto al año anterior, cuando reportó pérdidas por 95.617 millones de pesos mexicanos (US$ 5.587 millones).

Los ingresos totales por ventas y servicios registraron una contracción del 17,4% interanual, alcanzando 423.532 millones de pesos (aproximadamente US$ 24.749 millones). Esta disminución se debe principalmente a la reducción de las ventas nacionales en un 19,9% interanual y de las exportaciones en un 14,5%, debido a la caída de los precios del crudo y los productos petrolíferos.

Los costos de ventas se redujeron significativamente en un 47,5%, llegando a 296.033 millones de pesos mexicanos (US$ 17.298 millones). Además, el resultado operativo mejoró notablemente, pasando de un déficit de 112.455 millones de pesos mexicanos (US$ 6.571 millones) en el trimestre anterior a un resultado positivo de 75.491 millones de pesos mexicanos (US$ 4.411 millones) en el último trimestre de 2023.

El resultado bruto de explotación se situó en 60.500 millones de pesos mexicanos (US$ 3.535 millones). La deuda financiera total también disminuyó en un 14,2% en comparación con el cierre de 2022, reflejando el compromiso de la empresa con una política financiera responsable y un endeudamiento neto cercano a cero. Esto fue respaldado por el apoyo del Gobierno mexicano y la apreciación del peso frente al dólar.

El respaldo del gobierno mexicano ha sido fundamental para la situación financiera de la petrolera. La condonación de una parte significativa de la carga fiscal y otras inyecciones de capital han contribuido a mejorar la liquidez de la empresa. No obstante, persisten críticas sobre la dependencia continua de Pemex en el gobierno para mantener sus resultados.

El gobierno federal ha brindado apoyo a Pemex desde 2019, con un total de 1.65 billones de pesos, incluyendo aportaciones directas y beneficios fiscales. En 2023, la empresa recibió 166.6 mil millones de pesos en aportaciones del Gobierno, así como beneficios fiscales por 91 mil millones de pesos. A pesar de estos desafíos financieros y operativos, las calificaciones crediticias de Pemex se mantuvieron estables en el cuarto trimestre de 2023. No obstante, Moody’s Investors Service tomó la decisión de rebajar su nota a B3 con perspectiva negativa.

El director general de Pemex, Octavio Romero, criticó fuertemente a la consultora y calificó las acciones de Moody’s como “irresponsables”, argumentando que la empresa cuenta con el apoyo total del gobierno.

A pesar de las preocupaciones sobre la situación financiera de Pemex, los inversionistas han mantenido su confianza en los bonos de la compañía, que pagan rendimientos casi 5 puntos porcentuales superiores a los del gobierno y han generado un flujo constante de ingresos para los inversores, lo que ha llevado a un aumento significativo en su demanda.

Foto de Francesco Boncompagni en Unsplash

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »