¿Qué se necesita para ser CEO en América Latina?

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
En América Latina, ser CEO requiere dos o más postítulos, un tercer idioma fluido, como también competencias de liderazgo.

En un mercado laboral cada vez más competitivo y dinámico, la carrera hacia la posición de Chief Executive Officer (CEO) puede ser largo, como también requiere una estrategia definida.

En América Latina, un ejecutivo se tarda aproximadamente 24 años para ser gerente general, según un estudio de 2022 de la consultora MyDNA. En algunos casos, el proceso puede durar hasta 35 años en promedio si un ejecutivo busca ser CEO de una empresa grande en Perú.

Además, acuerdo con el mismo estudio, la mayoría de los ejecutivos que alcanza el puesto cuenta con dos o más postítulos, además de inglés avanzado y un tercer idioma a nivel fluido.

Entonces, ¿lograr ser CEO se trata de acumular títulos y adquirir habilidades? Marcela Romero, gerente de Manpower Business Professionals, afirma que el profesional debe tener competencias y habilidades que van más allá de lo técnico para aspirar a ese puesto.

“La formación de equipos de alto rendimiento, la escucha activa, la toma de riesgos, la resiliencia emocional y la capacidad de gestionar emociones son fundamentales”, afirma.

El desarrollo del liderazgo emerge como una pieza central en este rompecabezas. “Los líderes deben anticipar las necesidades del cambiante escenario empresarial, contagiando un sentido de urgencia y oportunidad a sus equipos”, destaca Romero. “Un líder es una persona que acompaña a su equipo a lograr su mejor versión, para atravesar con éxito los distintos desafíos que les toquen atravesar.

Para aquellos que desean llegar a ocupar roles de alta dirección, la experta recomienda disfrutar del proceso y vivir el presente, además de construir una sólida reputación y generar vínculos sólidos en el camino. “La formación continua, el coaching ejecutivo y el dominio del inglés son también aspectos indispensables”, añade.

Un camino de retos

Sin embargo, el camino hacia la cima no está exento de obstáculos. “Es fundamental ser honesto con uno mismo y comprender el verdadero propósito detrás del deseo de liderar”, subraya Romero. “La formación autogestionada, la innovación y la superación de sesgos son aspectos cruciales a tener en cuenta”.

Destacarse en un entorno competitivo implica ser íntegro, confiable y estar orientado a resultados. “La flexibilidad, la adaptabilidad y el dominio de las habilidades blandas son atributos que distinguen a un candidato ideal para una posición de CEO”, agrega.

En el proceso de ascenso, la mentoría y el networking desempeñan roles fundamentales. “Los mentores de carrera y el networking desinteresado amplifican las oportunidades y el conocimiento necesario para el crecimiento profesional”, explica Romero.

Finalmente, para superar las barreras de género o discriminación, se destaca la importancia de creer en uno mismo, enfrentar el miedo al rechazo y cuidar tanto de la salud personal como del desarrollo profesional.

“Creer en uno mismo, es la primera sugerencia para cualquier persona que quiera lograr posiciones de alta responsabilidad”, puntualiza la experta. “Exponerse, enfrentar el miedo al rechazo, y prepararse para cada etapa que le toque vivir, en lo profesional pero también en lo personal. No descuidar los hábitos saludables, el cuidado personal, ni olvidar que para acompañar a otros primero debemos ocuparnos de nosotros mismos”.

Foto de Ruthson Zimmerman en Unsplash

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »