Renovación energética global: La carrera hacia un futuro sostenible

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
El informe de la AIE destaca un crecimiento récord de la capacidad de energía renovable, proyectando un duplicado para 2030. China lidera, pero la financiación insuficiente para economías emergentes plantea desafíos.

En un informe reciente, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) destaca el impresionante crecimiento de la capacidad mundial de energía renovable, que se espera se duplique con creces para finales de la década. Sin embargo, para alcanzar los ambiciosos objetivos establecidos en la Conferencia de la ONU sobre el Clima COP28, programada para diciembre, la AIE insta a los gobiernos a adoptar políticas aún más audaces y a financiar a los países emergentes y en desarrollo.

Durante el año 2023, se añadieron 510 gigavatios de capacidad adicional, marcando un aumento del 50% en comparación con el año anterior. La energía solar, impulsada principalmente por China, fue el motor principal de este crecimiento, igualando la capacidad de crecimiento global alcanzada en 2022. La AIE proyecta que la capacidad de energías renovables alcance los 7.300 gigavatios para 2028, con el 95% del crecimiento proveniente de la energía solar y eólica.

A pesar de estos avances, la AIE advierte que la capacidad mundial de energía renovable debería aumentar aproximadamente dos veces y media su nivel actual para 2030, lo que se queda corto del objetivo de triplicar la capacidad, según lo acordado en la COP28. Para cerrar esta brecha, el informe exhorta a los gobiernos a adoptar políticas que aceleren el crecimiento de las energías renovables y a establecer el ambicioso objetivo de 11.000 gigavatios de capacidad renovable para 2030, asegurando así el objetivo global de cero emisiones netas para 2050.

Un hecho sorprendente revelado por la AIE es que las energías renovables superarán al carbón como la principal fuente de generación de electricidad en todo el mundo para 2025. Se espera que la energía eólica y solar supere a la nuclear en 2025 y 2026 respectivamente, marcando un hito significativo en la transición hacia fuentes más limpias y sostenibles.

China desempeña un papel crucial en este panorama, proyectándose que represente el 60% de la capacidad mundial de energías renovables para 2028. Sin embargo, la AIE advierte sobre la financiación insuficiente para las economías emergentes y en desarrollo, lo que podría obstaculizar los objetivos de triplicar la capacidad de energía renovable para 2030.

La reciente Cumbre Climática de la ONU COP28, que concluyó el mes pasado, estableció un acuerdo firmado por 198 países, llamando a una transición para abandonar los combustibles fósiles y lograr cero emisiones netas en 2050. Aunque el acuerdo no exigió la “eliminación gradual” del uso de petróleo y gas, objetivos clave incluyen triplicar la capacidad mundial de energías renovables y duplicar las mejoras en eficiencia energética para 2030.

En un contexto donde los científicos de la UE confirman que 2023 será el año más caluroso jamás registrado, la intensificación de la búsqueda de energías más limpias se presenta como una necesidad urgente. Además, la AIE destaca que la demanda mundial de carbón podría haber alcanzado su punto máximo en 2023, anticipando una disminución gradual en el consumo de este combustible fósil en el futuro, mientras que el consumo de petróleo alcanzaría su punto máximo a finales de la década.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »