Rompiendo barreras cuánticas: Nuevos procesadores marcan el camino hacia la computación del futuro

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
La presentación de Condor y Heron, de IBM, no solo superan las expectativas en términos de capacidad, sino que marcan un hito crucial hacia la tan esperada era de ordenadores cuánticos plenamente funcionales.

La empresa de tecnología IBM está marcando un hito tras otro en el campo de la computación cuántica, demostrando un compromiso importante con la innovación. En noviembre de 2021, revelaron el procesador cuántico Eagle, con 127 qubits. Un año después, lanzaron Osprey, un impresionante chip cuántico de 433 qubits. Y ahora, un año más tarde, acaban de presentar Condor, un procesador cuántico monumental con una capacidad de 1.121 qubits superconductores, superando así la barrera de los 1.000 qubits.

La llegada de Condor no solo representa un logro cuantitativo, sino que también marca un avance significativo hacia la tan ansiada corrección de errores en la computación cuántica. Esta capacidad de corrección de errores es esencial para que los ordenadores cuánticos aborden una gama mucho más amplia de problemas con precisión, trascendiendo los límites de los prototipos actuales.

Aunque aún no está claro cuántos qubits se necesitan para implementar un sistema de corrección de errores fiable, la magnitud de Condor nos acerca a un futuro donde los problemas simbólicos podrían resolverse con varios millones, o incluso cientos de millones, de qubits.

Sin embargo, la importancia de Condor va más allá de superar esta marca. Con un aumento del 50% en la densidad de qubits en comparación con sus predecesores, Condor refleja las innovaciones continuas de IBM en su proceso de fabricación.

Pero la presentación de IBM no se detiene en Condor; también revelaron Heron, un chip cuántico de 133 qubits, de frecuencia fija, que se presenta como entre tres y cinco veces más potente que su predecesor, Eagle. La calidad de las puertas lógicas y, por ende, de los qubits de Heron, es notablemente alta, lo que lo hace menos propenso a perturbaciones externas y errores.

El Quantum System Two, un ordenador cuántico de última generación equipado con tres procesadores Heron, completa la oferta de IBM. Este sistema incorpora una nueva infraestructura criogénica y electrónica de control de tercera generación, subrayando el compromiso de IBM con la excelencia técnica.

El roadmap de IBM sugiere que a partir de 2033, la corrección de errores dejará de ser una aspiración, allanando el camino para ordenadores cuánticos plenamente funcionales.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »