Tiempos inciertos: El retroceso en la participación económica de las mujeres

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Según el Informe Global de la Brecha de Género 2023, la participación femenina ha retrocedido desde el inicio de la pandemia.

El Informe Global de la Brecha de Género 2023, publicado por el World Economic Forum,  revela una preocupante tendencia: en lugar de recuperarse, la participación económica de las mujeres ha retrocedido desde el inicio de la pandemia. A pesar de los esfuerzos mundiales por lograr la igualdad salarial, las Naciones Unidas subrayan que aún queda un largo camino por recorrer.

Hace unos días se celebró el Día Internacional de la Igualdad Salarial, que coincide con la semana de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, lo que nos recuerda la importancia de incorporar una perspectiva de género en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El Índice Global de la Brecha de Género del Foro Económico Mundial ofrece valiosas referencias para medir el progreso hacia el “trabajo decente y crecimiento económico” con plena igualdad de oportunidades para todas las personas, independientemente de su género. Evalúa cuatro pilares fundamentales: Participación y Oportunidad Económica, Logros Educativos, Salud y Supervivencia, y Empoderamiento Político. Sorprendentemente, a pesar de su lanzamiento en 2006, este índice sigue siendo el más antiguo de su tipo, rastreando el progreso en la igualdad de género a nivel global.

No obstante, el avance ha sido lento, y a la tasa actual, llevaría 131 años alcanzar la paridad completa. En 2023, el puntaje global de la brecha de género para los 146 países estudiados es del 68.4%, con una mejora modesta en comparación con el año anterior.

Un área de preocupación especial es la participación económica de las mujeres, que ha disminuido en los últimos años, y continúan enfrentando tasas de desempleo más altas que los hombres. A pesar de un ligero aumento en la participación laboral de las mujeres después de la pandemia, la paridad sigue siendo esquiva y la representación de las mujeres en puestos de liderazgo sigue siendo baja, especialmente en roles de alta dirección.

El informe también destaca la brecha de género en las ocupaciones STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), que son fundamentales para el futuro. A pesar de un aumento en el número de graduadas en STEM, la retención de mujeres en estos trabajos sigue siendo un desafío.

Además, persiste una división digital que limita el acceso de las mujeres a la educación en línea, así como la igualdad en las habilidades adquiridas. Esto es particularmente evidente en áreas como la literatura tecnológica y la inteligencia artificial, que son esenciales en el mundo laboral actual.

El informe enfatiza la necesidad de lograr igualdad salarial y roles de liderazgo para cerrar la brecha de género en todos los niveles de la sociedad. Subraya la importancia de la acción coordinada entre el sector público y privado para acelerar el progreso hacia la igualdad de género y fomentar un crecimiento más inclusivo y resistente.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »