¿Todos los cánceres necesitan tratamiento?

*Por Jorge Dinamarca, Regional Manager de GE HealthCare en Chile y Argentina
LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

*Por Jorge Dinamarca, Regional Manager de GE HealthCare en Chile y Argentina

Uno de los mayores retos en el tratamiento del cáncer es su complejidad, debido a las distintas variedades que existen, las diversas formas en que puede presentarse y por supuesto, dado que el proceso de mejora no se trata solo de la enfermedad en sí, sino que también del paciente y cómo su organismo interactúa con ella, considerando sus factores de riesgo, que añade complejidad al diagnóstico y a la cura.

Si hablamos del cáncer de mama, este el más común en mujeres en 157 de los 185 países estudiados el 2022 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y existen diferentes tipos y clasificaciones. Uno de estos es el carcinoma ductal in situ (CDIS), también denominado como cáncer de seno en etapa 0, que se encuentra en los conductos mamarios pero aún no se ha extendido entre los tejidos circundantes. Si bien no es potencialmente letal y se puede detectar en fases tempranas, en la actualidad existe una controversia por su tratamiento.

Algunos expertos argumentan que el CDIS no siempre necesita tratamiento, ya que no representa una amenaza inmediata para la vida de la paciente. Por otro lado, otros expertos señalan que el CDIS puede ser un precursor del cáncer de mama invasivo y que el tratamiento puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama invasivo en el futuro, pero para otros, esto puede tener efectos secundarios graves y afectar la calidad de vida de las pacientes.

La controversia surge porque no hay una respuesta clara sobre cómo tratar el CDIS. Las directrices de tratamiento varían según las organizaciones y los expertos, y las decisiones de cómo hacerlo usualmente se basan en las preferencias y el riesgo de la paciente. Durante el XIV Simposio Internacional de Cáncer que se realizó en Chile durante abril, el Dr. Rodrigo Alcántara planteó muy bien esta problemática, donde explicó que la mamografía con contraste puede ser muy útil en el estudio preoperatorio y en la evaluación de la extensión local, en especial en los cánceres de mama recién diagnosticados.

Esta es una técnica avanzada de diagnóstico por imágenes utilizada para mejorar la detección y caracterización de lesiones mamarias, con resultados comparables a lo obtenido en una resonancia magnética, que se traduce en un tratamiento más certero al tener una mejor visualización del tejido mamario, y en menor tiempo, ya que se aplica en el mismo mamógrafo.

Más allá de qué tratamiento es el ideal, lo importante aquí es tener la posibilidad de entregar una respuesta personalizada dependiendo del diagnóstico. Contar con un aliado como equipos que permitan la mamografía con contraste puede reducir el número de biopsias y procedimientos quirúrgicos y exploraciones innecesarios, para así enfocarse en la mejor alternativa al momento de buscar una cura. En todos los casos, lo ideal es una identificación temprana para así prevenir futuros problemas más graves e invasivos.

El tema del diagnóstico y tratamiento del CDIS seguirá siendo tema de investigación, mientras continuemos en la búsqueda de una mejor manera de abordar este y otros tipos de cáncer de mama. Con técnicas como la mamografía con contraste, más mujeres podrán ser diagnosticadas más rápido, dándonos tiempo para actuar de forma oportuna, otorgándoles un tratamiento más personalizado dependiendo de su organismo.

El 2022 se registraron 2,3 millones de casos de esta enfermedad en mujeres y 670 mil fallecidas a nivel mundial, de acuerdo a la OMS. Algunos de los factores que aumentan el riesgo de padecerlo, según explican, son el envejecimiento, la obesidad, consumo nocivo de alcohol y tabaco, además de los antecedentes familiares y el historial de exposición a radiación, entre otros, aunque incluso así, alrededor de la mitad de estos casos son mujeres sin ningún tipo de factor identificable, además de ser mujer y mayor de 40 años. Examinarse a tiempo puede contribuir a obtener mejores resultados en el tratamiento y una mayor esperanza de vida, sobre todo en tiempos donde podemos personalizar cada vez más la atención.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Translate »