Un análisis de sangre detecta el Alzheimer mucho antes de que aparezcan síntomas

Foto de JD Mason en Unsplash

Una proteína en la sangre podría determinar la posibilidad de adquirir la enfermedad hasta 20 años antes de que aparezcan los primeros síntomas.

 

Un nuevo análisis de sangre podría ayudar a identificar a personas con riesgo de desarrollar Alzheimer antes de que se presente la enfermedad.

 

Según un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, este examen ayudaría a detectar la presencia de toxinas años antes de que aparezcan los primeros síntomas. Si bien el trabajo aún está en fase de ensayo, abre una puerta al desarrollo de tratamientos tempranos para el Alzheimer.

  

El estudio, liderado por la Universidad de Washington ha demostrado que estas proteínas se presentan hasta 20 años antes de que se diagnostique la enfermedad. Se trataría de las beta amiloides que se agrupan formando oligómeros tóxicos que con el tiempo se convierten en Alzheimer. Al medir los niveles de estos oligómeros en una muestra de sangre es posible determinar las posibilidades de desarrollar la enfermedad. 


La prueba se llevó a cabo en muestras de sangre de 310 personas. Al momento del examen, los sujetos no presentaban signos de deterioro cognitivo, deterioro cognitivo leve, enfermedad de Alzheimer u otra forma de demencia. En 53 casos, el diagnóstico se verificó después de la muerte mediante una autopsia, y en 52 de ellos encontraron oligómeros tóxicos.


En la actualidad, el equipo está trabajando para convertir esta prueba en un diagnóstico de oligómeros. Además, es posible modificarla para detectar otro tipo de proteínas asociadas a enfermedades como párkinson y a la demencia de cuerpos de Lewy.


En la actualidad, los pacientes de Alzheimer reciben el diagnóstico solo después de presentar señales conocidas de la enfermedad, la más común siendo la pérdida de memoria. Aún cuando por el momento las mejores opciones de tratamiento se limitan a ralentizar la progresión de los síntomas, se espera que este nuevo descubrimiento traiga consigo la posibilidad de desarrollar nuevos procedimientos que permitan tratar la enfermedad a tiempo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *