Un llamado a la acción contra el feminicidio en América Latina y el Caribe

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
La violencia feminicida persiste en la región, exigiendo respuestas integrales, inversión en prevención y reparación, y transformaciones culturales para abordar este problema alarmante.

En 2022, se registraron al menos 4,050 casos de femicidio o feminicidio en 26 países y territorios de América Latina y el Caribe, según datos del Observatorio de Igualdad de Género de la CEPAL. Esto equivale a una mujer asesinada cada dos horas por razones de género en la región. Aunque no se puede determinar una tendencia clara, la violencia feminicida persiste a pesar de la conciencia pública, avances legislativos y respuestas estatales.

Honduras, República Dominicana, El Salvador y Uruguay tuvieron las tasas más altas, mientras que Puerto Rico, Perú, Colombia, Costa Rica, Nicaragua, Chile y Cuba tuvieron las más bajas. En el Caribe, 46 mujeres fueron víctimas de violencia de género, destacándose Trinidad y Tabago con el mayor número de casos (43).

En un comunicado, José Manuel Salazar-Xirinachs de la CEPAL enfatizó la necesidad de prevenir y eliminar todas las formas de violencia contra mujeres y niñas, destacando la inaceptabilidad de más de 4,000 muertes anuales por razones de género. Más del 70% de las víctimas tenían entre 15 y 44 años, pero también se reportaron casos de menores y mujeres mayores.

La violencia feminicida, según la CEPAL, es solo la manifestación extrema de la desigualdad y la discriminación, afectando a entre el 42% y el 79% de las mujeres en la región. La iniciativa ÚNETE de la ONU, lanzada en 2008, busca eliminar la violencia contra las mujeres antes de 2030.

La CEPAL subraya la necesidad de respuestas estatales integrales y urgentes para prevenir la violencia feminicida, así como medidas de reparación para personas dependientes de víctimas. Se destaca la importancia de fortalecer datos sobre denuncias previas y asignar presupuestos para fortalecer políticas contra la violencia de género, incluida la violencia digital.

El Compromiso de Buenos Aires, aprobado en 2022, propone medidas integrales para prevenir, atender y erradicar la violencia de género. La transformación de patrones culturales patriarcales es esencial para avanzar hacia una sociedad del cuidado, según la CEPAL.

La Comisión insta a los gobiernos a mejorar los sistemas de registro, aumentar recursos para políticas integrales, e invertir en prevención efectiva, protección y reparación para las víctimas. Sin embargo, la falta de una serie temporal comparable dificulta el análisis de la evolución de la violencia feminicida en la región.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »