Variante BA.2.86 del SARS-CoV-2 es más problemática en los pulmones

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email
Un reciente estudio revela hallazgos preocupantes sobre la variante BA.2.86 del virus responsable de la Covid-19.

La variante BA.2.86 del virus que causa la Covid-19 muestra una menor resistencia a las vacunas, según revela un reciente estudio liderado por la Universidad Estatal de Ohio y publicado en la revista Cell. Aunque esta subvariante de ómicron es menos evasiva a la inmunidad que la variante XBB.1.5, que dominó la pandemia en meses anteriores, presenta una mayor capacidad de fusión con las células pulmonares humanas, lo que podría estar relacionado con síntomas más graves de la enfermedad.

El estudio utilizó pseudovirus en cultivos celulares para simular las variantes conocidas del SARS-CoV-2. Aunque los resultados son preliminares y deben confirmarse con el virus real, los investigadores señalan que la infectividad en líneas celulares epiteliales humanas proporciona información valiosa.

La variante BA.2.86, precursora de la actualmente prevalente JN.1, tiene alrededor de 60 mutaciones adicionales en la proteína spike (S) en comparación con el coronavirus original. A pesar de ser menos inmunoevasiva que XBB.1.5, presenta una mayor infectividad de las células epiteliales pulmonares humanas, lo que genera cierta preocupación sobre su posible patogenicidad en comparación con las variantes ómicron anteriores.

Detectada por primera vez en julio en Europa y Oriente Medio, BA.2.86 y sus sublinajes, incluyendo JN.1, fueron clasificados como “variantes de interés” por la Organización Mundial de la Salud el 22 de noviembre. Aunque las variantes ómicron son menos virulentas en comparación con anteriores como la delta, el estudio destaca que los anticuerpos generados por la infección son significativamente más bajos que los inducidos por la vacuna, subrayando la importancia de recibir refuerzos actualizados para una protección efectiva contra estas variantes emergentes.

Latinoamérica enfrenta actualmente una preocupante ola de COVID, desencadenada en gran medida por la propagación de variantes del virus. Países de la región han experimentado un aumento significativo en los casos, generando presión sobre los sistemas de salud que ya se encuentran desafiados. Factores como la baja tasa de vacunación en algunas áreas, desigualdades socioeconómicas y la presencia de variantes más transmisibles contribuyen a la complejidad de la situación.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp
Email

Noticias relacionadas

Translate »